Archivo de la categoría: Retroviews

Análisis de videojuegos de la era de los 8, 16, y 32 bits.

Retroview: Alundra 2 [PSX]

Cuando era niño solía coleccionar la revista Playstation Max, la cual se enfocaba en títulos lanzados para la primer consola videojueguil de Sony, el PSX. Debido a mi corta edad y problemas económicos familiares me era imposible adquirir dicho dispositivo, pero eso no me impedía divertirme leyendo sobre los juegos que se lanzaban para éste, mientras imaginaba como se sentiría el experimentar de primera mano cada uno de ellos. Uno de los títulos que más llamó mi atención de la revista fue Alundra 2 – A New Legend Begins, desarrollado por Matrix Software y publicado por Activision en 1999.

Generalmente esta sería la parte de la review en la que introduzco brevemente la trama del título, pero en esta ocasión decidí dejarle esa tarea al juego mismo, así que sin mas ni mas:

En resumen: el protagonista de esta aventura es Flint, un valiente y callado aventurero que busca exterminar a los piratas para vengar así la muerte de sus padres. El destino lo unirá a Alexia, la princesa del Reino Varuna, y juntos deberán buscar la forma de detener al Barón Diaz y al siniestro hechicero Mephisto.

Cabe mencionar que este título pretende servir como una secuela del clásico de culto Alundra (o The Adventures of Alundra, como se le conoció en Europa) lanzado para la misma consola un par de años antes. Sin embargo, ambas entregas comparten muy poco en común. Los protagonistas, entornos, trama y demás elementos del primer juego fueron abandonados en favor de nociones completamente nuevas. Solo algunos elementos del gameplay del juego original como los puzzles y la exploración lograron aparecer en cierta forma en la segunda parte.

La diferencia mas notoria entre ambos títulos son sus gráficos. En el primer Alundra los sprites de la mayoría de los personajes se encontraban constituidos por pixeles, mientras que en la secuela éstos se conforman completamente por polígonos. Desgraciadamente, los polígonos que constituyen a los personajes se observan cuadrados, como un montón de figuras geométricas unidas para intentar semejar la forma humana. Los pocos gestos que adornan los rostros de los protagonistas están constituidas por tan solo un par de frames de animación, lo que los hace parecer más un grupo de títeres que cualquier otra cosa. Los escenarios que visitas a lo largo del juego también resultan poco espectaculares y burdos.

Otro de los cambios mas sobresalientes entre las dos entregas es su perspectiva. The Adventures of Alundra presenta un punto de visión de arriba hacia abajo, semejante al de muchos títulos de Acción-Aventura del Super Nintendo como The Legend of Zelda – A Link To The Past o Terranigma. La siguiente entrega de la saga cambia ligeramente la formula, acercándose más a la perspectiva en tercera persona, pudiendo alterar ésta moviendo la cámara con los botones L, R o Select. Esto resulta bastante incómodo al momento de explorar calabozos o pelear contra enemigos, ya que constantemente el jugador se verá en la necesidad de alterar la perspectiva para lograr una mejor vista de la situación, lo que resulta difícil en stages posteriores donde el número de enemigos a los que enfrentarás al mismo tiempo te mantendrá muy atareado como para ocuparte de colocar la cámara en el ángulo preciso. Constantemente Flint recibirá ataques provenientes de puntos ciegos en la perspectiva del jugador. Si a esto le sumamos un manejo pobre, con un control que se siente rígido y a veces poco responsivo, tenemos un título que resulta difícil de completar por las razones equivocadas.

A pesar de que el argumento tiene mucha presencia dentro del juego, ya que conduce al jugador a través de los distintos escenarios y dicta los eventos que se suscitan en ellos, éste no posee un gran peso ni resulta demasiado atrayente. Aunque algunos giros en la trama son interesantes poco logran hacer para capturar la atención del jugador. Incluso, algunas subtramas no presentan una resolución satisfactoria, por lo que se quedan ahí, quizá esperando una secuela que nunca llegaría, pues el título no tuvo el éxito necesario para asegurarle una tercera parte.

Sin embargo, no todo son malas noticias para aquellos que tengan la curiosidad de probar este título. Uno de los puntos mas fuerte de éste se encuentra en el gameplay, pues como se mencionó anteriormente, conserva los elementos de puzzles y exploración del título original. Muchos de los acertijos que encontrarás a lo largo de los distintos calabozos del juego te invitan a utilizar al máximo tus habilidades para la resolución de problemas, pero ninguno de ellos resulta extremadamente difícil o frustrante. Aunque los controles se sienten toscos, el combate resulta satisfactorio, sobre todo cuando Flint adquiere distintos combos. Las batalles contra los jefes son relativamente sencillas, pues en la mayoría de las ocasiones solo es necesario encontrar el punto débil del enemigo y aprender su rutina de movimiento para salir victorioso del enfrentamiento.

El título presenta una gran cantidad de minijuegos que te permitirán distraerte de la aventura principal. En este sentido, llaman la atención Gamar Island, lugar donde puedes recolectar monedas jugando en arcadias, y Deadeye’s Zack, donde se pondrá a prueba tu puntería a través de un juego de tiro al blanco. En ambos lugares puedes cambiar los puntos adquiridos por artículos que ayudarán a Flint en su aventura.

A pesar de que se presenta en un solo disco, Alundra 2 no es un juego corto. Sin tomar en cuenta el tiempo invertido en minijuegos, completar la aventura principal y la mayoría de las sidequests te tomará alrededor de 25 horas, lo cual es de aplaudirse considerando el poco espacio que los programadores tuvieron a su disposición.

Definitivamente, Alundra 2 – A New Legend Begins no se encuentra a la altura de su predecesor. Los problemas en la cámara y el control le impiden alzarse como una secuela digna a uno de los juegos mas infravaloradas en la librería del primer Playstation. Sin embargo, su larga duración, minijuegos y gran valor de rejugabilidad lo convierten en una adquisición inteligente para quienes disfrutan de este género. Desgraciadamente, y a diferencia de su predecesor, Alundra 2 no se encuentra disponible en la Playstation Network, por lo que deberás adquirirlo en formato físico a través de sitios como Ebay o Mercado Libre, a un precio que oscila entre los $ 400.00 y $ 600.00 pesos.

cover-front

Recomendable si disfrutaste:

  • Mega Man Legends

  • Brave Fencer: Musashi

  • The Legend of Zelda – Ocarina of Time

Retroview: Donkey Kong Country

dkctitle

Uno de los primeros videojuegos que alcanzó popularidad en las arcadias fue el ya legendario Donkey Kong (1981), título donde manejabas a un entonces desconocido fontanero y lo ayudabas a rescatar a su amada de las garras de un orangután malvado. El héroe de esta aventura sería conocido posteriormente como Mario, quien alcanzaría fama y reconocimiento mundial gracias a Super Mario Bros. lanzado para el NES en 1985. Pero el villano del juego no tendría los reflectores encima sino hasta casi una década después, con el lanzamiento de Donkey Kong Country en 1994, título del que hablaremos hoy.

Desarrollado por Rare para la segunda consola de Nintendo, Donkey Kong Country es un título de plataformas en dos dimensiones donde manejas a Donkey y Diddy Kong, un par de simios que se embarcan en la aventura de recuperar la enorme horda de bananas que el primero conservaba debajo de su choza. La búsqueda los llevará a recorrer su isla nativa para enfrentarse a los Kremling y a su líder, King K. Rool.

El título presenta tres modalidades de juego distintas, la de un solo jugador y las de dos jugadores en modo competitivo y enequipo. En el modo single-player, el jugador utiliza a ambos simios, pudiendo cambiar entre uno y otro a voluntad presionando el botón select. Cuando el personaje que esté utilizando reciba daño, el juego cambiará automáticamente al otro Kong. En caso de que no quede ninguno, o uno de ellos caiga por un precipicio, será Game OverEn el modo de equipo, el primer jugador tomará el control de Donkey Kong, mientras que el segundo utilizará a Diddy. Cuando el primer jugador sea atacado o si decide apretar select, el segundo tomará inmediatamente las riendas del juego. En el modo competitivo, ambos jugadores utilizarán a un par distinto de Kongs, y se tomarán turnos para ver quien logra vencer el nivel mas rápidamente. 

El primer aspecto que salta a la vista al iniciar el juego son sus gráficas. Desarrollado con un motor exclusivo de la compañía Rare, el juego presenta polígonos tridimensionales pre-renderizados en lugar de las figuras constituidas por pixeles a las que nos tenían acostumbrados los juegos de la época. Esto constituyó la innovación mas importante del título, y es hasta la fecha uno de los aspectos mas recordados y celebrados. Sin embargo, cuando se ponen en perspectiva los gráficos del juego comparados con el estilo humorístico de este, se nota que quizá los visuales son demasiado realistas para lo que el resto del título pretendía transmitir. Basta con compararlo con Killer Instinct, juego de peleas desarrollado también por Rare y que utiliza el mismo motor gráfico que DKC. Instinct tiene una temática mas madura y seria, y las gráficas ayudan a mejorar ese mensaje. Por su parte, Donkey Kong Country pretende ser mucho mas cómico, pero son sus gráficos los que, aunque excelentes, confunden el estilo que el título pretende construir.

La música del juego es uno de los mejores soundtracks que han agraciado a la consola de 16 bits de Nintendo. Cada tema logra envolverte en esa atmósfera mística y salvaje de las grandes junglas, bosques y templos que recorres a lo largo del título. Especial atención se merecen los temas que se escuchan en los niveles sub-acuáticos, pues cada uno de ellos te sumerge (no pun intended) en sensaciones de quietud, calma y tranquilidad. Definitivamente, es un OST que merece ser escuchado por sí mismo.

Todo juego de plataformas que se precie de serlo necesita de un control responsivo y eficaz. Afortunadamente, DKC presenta uno de los controles mas sólidos de cualquier título del género. Es altamente responsivo, sobre todo para un juego donde los buenos reflejos son pieza clave para sobrellevar los obstáculos que se presentan. Donkey Kong Country tiene un flujo bastante rápido, y cada tres o cuatro segundos se te presentará un reto a vencer. Esto a diferencia de otros títulos de plataformas como Super Mario Bros., que llevaban un ritmo mas tranquilo hasta sus últimos niveles. Constantemente, sino es que la mayoría del tiempo, estarás presionando el botón para moverte mas rápido, pues además de que te ayuda a recorrer los niveles mas velozmente, es obligatorio “encarrerarte” antes de saltar para alcanzar la mayoría de lianas o plataformas. Desgraciadamente, dicha fluidez se ve interrumpida por los niveles acuáticos, que son lentos y en algunos casos, hasta tediosos. La física del juego cambia radicalmente debajo del agua (algo común en los stages acuáticos de la mayoría de juegos retro) y el personaje se vuelve difícil de controlar, lo que contrasta con la precisión a la que el juego nos acostumbra en otro niveles. Mas de una vez te verás flotando hacia un irremediable choque contra un enemigo, con muy poco tiempo para reaccionar, lo que hará que pierdas una vida o peor aún, el juego. 

Una de las mecánicas mas interesantes del título es la del uso de los barriles/cañones, que consiste en introducirte a un barril de madera que, ya sea a voluntad propia o después de un tiempo determinado, te expulsa a gran velocidad. Aunque al principio los barriles son solo mecánicas complementarias del stage, posteriormente se volverán el centro de estos y deberás usar tus mejores reflejos y capacidad de cálculo espacial  para saber cual es el mejor momento para lanzarte.

Finalmente, el título cuenta con un extraordinario valor de rejugabilidad, pues terminarlo solo implica haber completado alrededor del 50% del juego. Para conseguir ese otro 50% debes aventurarte de nueva cuenta dentro de los niveles, buscando items escondidos y puertas secretas que te llevarán a minijuegos, donde no solo obtendrás vidas extras, sino también artículos que te ayudarán a subir tu nivel de complementación.

Aún cuando no es el título perfecto, Donkey Kong Country es uno de los mejores juegos presentados en la generación del Super Nintendo. Fluido, con excelente música, un brillante diseño de niveles y un control preciso, DKC es el título ideal para los amantes de los juegos de plataformas. Sus secuelas mejoran algunas de las fallas del original, por lo que la aventura continua aún después de que logres terminarlo al 100%.

Bonus points: Kranky Kong, el viejo y amargado abuelo de Donkey, acostumbra a hacer chistes que constantemente rompen la cuarta pared, lo cual es bastante divertido.

Retroview: Mega Man Unlimited

Bienvenidos a la primer edición de Retroview, un espacio donde analizaré distintos videojuegos que vieron la luz hace ya varios ayeres. Títulos correspondientes a la Era de los 8, 16, o 32 Bits.

Hoy le daremos un vistazo a un juego que aunque no es técnicamente retro, ya que salió hace solo unos días, está inspirado en una de las franquicias mas nostálgicas de todas: Mega Man. El solo pronunciar el nombre del Blue Bomber nos remonta a tiempos mas sencillos, donde los gráficos conformados por pixeles eran una maravilla tecnológica, y soplar cartuchos para que funcionaran correctamente era cosa de todos los días. Este sentimiento de añoranza hacia el pasado es precisamente el que llevó a Phillip Poulin y a un grupo de fanáticos a desarrollar Mega Man Unlimited, juego para PC completamente gratuito que puedes descargar a través de su sitio web. La pregunta es ¿vale la pena jugar un título de Mega Man que fue creado por fans y no tuvo la intervención de su compañía paterna, Capcom? Para averiguarlo, analicemos MMU mas detalladamente.

248915_114326865321551_7369053_n

El juego inicia con una secuencia donde se nos introduce la premisa de este. Ocho Robot Masters que dicen trabajar para el infame Dr. Willy comienzan a atacar distintas ciudades. Sin embargo, Willy asegura que él no es responsable de los altercados, y se ofrece a ayudar al Dr. Light y a Mega Man a detener a los malvados robots. Sin embargo, una misteriosa sombra aparece y rapta al científico. Light insta a Mega Man a rescatar a Willy de su misterioso captor, pues este podría ser la clave para averiguar quien controla realmente a los Robot Masters.

Los gráficos del título, tanto en las cutscenes como en el juego mismo, son fieles al característico estilo de las consolas con procesadores de 8 bits. Los stages tienen detalles que reflejan el concepto del jefe al que se enfrentará Mega Man: El nivel de Nail Man es un parque industrial con una gran puesta de sol en el fondo, mientras que el de Comet Woman asemeja una gigantesca estación espacial.

Otro de los aspectos del juego que cambia dependiendo el stage donde te encuentras son los enemigos, y este es uno de los puntos256614_114330205321217_3514371_o donde MMU acierta fantásticamente. La apariencia de la mayoría de los adversarios de Mega Man es bastante creativa y refleja ese espíritu infantil que hiciera famosa a la franquicia. Desde robots en patineta que atacan con sus yo-yos hasta un sub-jefe con un gigantesco martillo en la cabeza, los adversarios a los que enfrentará Mega Man tienen ese toque de creatividad que solo un niño con una imaginación muy poderosa podría haber ideado.

Hablando de enemigos, otro acierto de parte del juego son sus jefes. Cada uno de los ocho Robot Masters tiene un aspecto único.  No solo en su apariencia, sino en la inteligencia artificial con la que fueron programados. Las rutinas de ataque de cada uno de ellos son muy variadas y te costará algo de trabajo idear una estrategia correcta para derrotarlos.

Desafortunadamente, uno de los aspectos en los que el juego falla es en uno de los puntos mas alardeados de las entregas oficiales de Mega Man: El diseño de niveles. Algunos de los stages están diseñados de tal forma que es difícil entender a primera vista que es lo que tienes que hacer para superar los obstáculos que946851_481576755263225_552572584_n se te presentan, y otros pueden llegar a sentirse simplemente injustos y frustrantes. El nivel de Ranbow Man, claramente inspirado en el de Quick Man de Mega Man 2, es un buen ejemplo de este problema. Para superar este stage, debes resolver distintos acertijos que involucran mover lasers y lamparas para evitar que estos se crucen en tu camino, pero el tiempo de reacción entre el instante en que llegas a esa pantalla y en el que se disparan dichos lasers es extremadamente corto, lo que te impide analizar el puzzle a profundidad o experimentar con las distintas posiciones de las lamparas, por lo que pronto la experiencia se vuelve una serie de pruebas en la que tendrás que morir constantemente y regresar a ese puzzle para probar una nueva estrategia, lo que rápidamente se vuelve extremadamente tedioso.

Aun cuando no se trata de una entrega oficial de la serie, Mega Man Unlimited se posiciona fácilmente como uno de los mejores títulos de la saga clásica. El hecho de no ser un juego licenciado por Capcom le permite experimentar con ideas que seguramente no veríamos en entregas oficiales de la franquicia. Sin embargo, su alta dificultad y un pobre diseño de algunos niveles lo pueden convertir en una experiencia extremadamente frustrante para los menos experimentados, por lo que recomiendo este juego solo para aquellos fanáticos de los retos difíciles del tipo Ninja Gaiden o Contra.

Como mencioné al principio de la nota, el juego puede descargarse gratuitamente a través de este enlace. Mega Man Unlimited es actualizado constantemente y de acuerdo al sitio en Facebook del proyecto, próximamente se subirá una versión con la que podrás disminuir el nivel de dificultad, por lo que no hay pretextos para no darle una oportunidad a este gran homenaje al Blue Bomber.

Bonus Points: El juego está tan apegado a la atmósfera de la era de 8-bits que incluso el manual en formato PDF que incluye la descarga habla de cosas como “insertar el cartucho de Mega Man Unlimited en tu consola NES”.