Archivo de la categoría: Editoriales

Opiniones completamente personales sobre distintos temas.

¿Por qué amamos a Superman?

Fantasy__039455_

Hace un par de años escribí en este mismo blog un ensayo sobre Batman, enumerando las razones por las cuales el personaje ha perdurado en el imaginario colectivo por tantos años. Sin embargo, existe otro superhéroe que discutíblemente posee un peso e importancia aún mayor que el Hombre Murciélago, aquél que con su llegada inventaría el concepto mismo del superhéroe moderno y trajera consigo una edad dorada para las historietas: Superman.

Setenta y ocho años después de su primera aparición en las páginas de Action Comics #1, el personaje aún se mantiene como uno de los más relevantes en las historietas, el cine y diversos medios. ¿Pero cuales han sido los factores que han contribuido a su longevidad? ¿Qué hay de Super en este extraño visitante de otro planeta que usó los calzoncillos por encima de los pantalones por más de siete décadas? Por eso hoy, a tan solo unos días del tan esperado estreno de la cinta Batman v Superman: Dawn of Justice, me di a la tarea de analizar algunas de las características e historias más sobresalientes del último hijo de Krypton.

Mesías

Superman-Wallpaper-3579-High-Definition-Amazing

Es fácil encontrar paralelismos entre el cuasi-mito del Hombre del Mañana y distintas figuras religiosas alrededor del mundo. Quizá las similitudes más claras ocurren entre Superman y Jesucristo, Mesías y profeta de la religión cristiana. Su llegada a la Tierra por decisión de su padre, su crianza en manos de campesinos amorosos, sus características sobrehumanas y su capacidad de convertirse en un símbolo de esperanza y virtud son tan solo algunos ejemplos.

La conexión entre Superman y el Sol también refleja características de distintas religiones. En la historieta, las extraordinarias habilidades del Hombre de Acero se originan gracias al contacto de éste con nuestro Sol amarillo, que infunde sus células con la energía necesaria para realizar sus majestuosas hazañas. El Astro Rey es una figura central en diversas religiones que van desde la azteca (Tonatiuh, Dios del Sol y lider del Cielo) hasta la Greco-Romana (Apolo, Dios de la verdad, el sol y la luz)

Continuando con la antigua religión griega, otra de las figuras con las cuales Superman muestra la mayor cantidad de similitudes es Hercules/Heracles, hijo del Dios Zeus. Aquí, el paralelismo del hijo de un ser supremo criado por mortales vuelve a repetirse, acompañado de las habilidades sobrehumanas de ambos personajes. En la novela gráfica All-Star Superman, escrita por Grant Morrison en 2005, nuestro héroe se ve obligado a realizar doce tareas monumentales antes de morir, de forma similar a las doce labores que el Rey Euristeo le impuso a Hercules como forma de expiar sus pecados. Incluso, la portada del Action Comics #1 refleja ciertas semejanzas en cuanto a composición con la pintura “Hercules y la Hidra” de Antonio de Pollaiuolo.

Es posible que todos estos paralelismos con personajes tan importantes de distintas religiones y culturas han contribuido a la popularidad del personaje a nivel mundial.

Übermensch

superman-31477-2560x1440

Desde el inicio, las asombrosas habilidades del Hombre de Acero convirtieron a éste en un ícono para las masas, quienes veían en Superman la realización de sus propias fantasías de poder y supremacía absoluta. La gama y nivel de los poderes mostrados por el superhéroe ha variado considerablemente a través de los años, pero algunas de sus características más populares aún permanecen.

Quizás la más notable éstas, su nivel de fuerza física, es también una de sus habilidades más contradictorias. A lo largo de las décadas el superhéroe ha sido capaz de hazañas tales como mover el planeta Tierra de su órbita y levantar montañas enormes sin esfuerzo aparente. Con el paso del tiempo, sin embargo, su nivel de fortaleza ha ido disminuyendo paulatinamente en un esfuerzo de los escritores de agregarle al personaje cierto toque de realismo. Aún así, Superman se mantiene como uno de los personajes más poderosos en el mundo de las historietas de DC comics.

Su invulnerabilidad ante cualquier tipo de enfermedad, radiación y su altísima resistencia a daños físicos (explosiones, impactos de bala e incluso ataques nucleares) es otra característica popular del personaje. Su única debilidad yace en la radiación emitida por la roca conocida como kryptonita, un elemento tan popular en los comics que por sí mismo se ha convertido en sinónimo de cualquier tipo de debilidad en el argot popular.

La capacidad de volar por los cielos es otra de las características definitorias del personaje, aunque es menester hacer notar que éste no contó con dicha habilidad desde el inicio de sus aventuras. En Action Comics #1 y números subsecuentes, Superman era únicamente capaz de saltar grandes distancias, pero no zurcar por los aires. La habilidad de volar fue introducida en el personaje a través de la serie animada lanzada a principios de los años cuarenta,y poco tiempo después fue adoptada por su similar de las historietas.

Otras características notables del personaje incluyen su súper audición, su capacidad de congelar el aire a su alrededor usando su aliento, visión de rayos equis y visión de calor.

Estudio de Caso

superman-red-son

Siendo un personaje que ejemplifica de forma perfecta las características que definen a un héroe de historietas, Superman es el conejllio de indias con el que algunos autores han explorado distintos temas relacionados al género superheróico. Un gran ejemplo es la obra escrita por Kurt Busiek y dibujada por Stuart Immonem: “Superman: Secret Identity“. En dicha novela gráfica, que toma lugar en una realidad donde personajes como Batman y Superman son tan solo dibujos sobre un papel, un adolescente descubre que posee los mismos poderes que el Hombre de Acero. A partir de ahí, y utilizando el mismo atuendo que porta su similar en las historietas, el protagonista inicia una cruzada para proteger a los más débiles y desafortunados. La novela va más allá de los típicos clichés del género, y explora la importancia de la identidad secreta como parte integral del mito superheroico, así como otros conceptos tales como la longevidad y la condición humana.

Otro ejemplo es la novela gráfica Superman: Red Son de Mark Millar, con trazos de Dave Johnson. En esta historia no canónica del personaje descubrimos que hubiera ocurrido si, en lugar de aterrizar en un pequeño pueblo americano, el último hijo de Krypton hubiera sido criado en el corazón de la unión soviética en los tiempos de la Guerra Fría. Este simple revés en el status quo del personaje sirve para plantear preguntas interesantes sobre el sistema de valores que el Hombre de Acero ha ondeado como bandera desde su misma creación, demostrando que el deseo de justicia, la bondad y esperanza no tienen un país de origen y no conocen fronteras.

Superman: Peace on Earth, escrita por Paul Dini y dibujada de forma soberbia por el legendario Alex Ross, responde a la pregunta con la que los cínicos e incrédulos han acosado al Hombre de Acero desde sus inicios: Si Superman es tan fuerte y tiene tantos poderes ¿por qué no los utiliza para solucionar los verdaderos problemas del mundo, como la hambruna global? En esta historia corta, que se desarrolla durante las fiestas decembrinas, Clark Kent decide atacar de frente el problema del hambre en países tercermundistas, recolectando y repartiendo comida a través del globo por un día. Sin embargo, pronto se dará cuenta que ni todos los superpoderes del mundo pueden enfrentarse al egoísmo, rencor y hasta odio que los seres humanos sentimos unos hacia otros. Al final, a través de uno de los monólogos más conmovedores en la historia del personaje, Superman nos asegura que los únicos que podemos resolver nuestros problemas más elementales como sociedad mundial somos nosotros, a través de la acción constante y significativa.

Símbolo

Superman Wide Desktop Background

Más allá de todas la gama de habilidades impresionantes que ostenta este semidios moderno, o la infinidad de historias en las que ha sido protagonista, la verdadera razón por la cual Superman se ha mantenido relevante a través de todos estos años es el sistema de valores que ha ostentado casi desde sus inicios y que lo han llevado a luchar siempre por el bienestar de un mundo que lo adoptó como su hijo pródigo. Desafortunadamente, una sociedad postmoderna, desesperanzada y decepcionada  de si misma ha mirado con recelo a este bastión ejemplar, como el niño que desprecia al hermano mayor con mejores notas y actitud intachable, admirándolo a escondidas pero escudriñando su moralidad abiertamente, llamándolo aburrido, obsoleto, unidimensional y burdo. Y aún así, él sigue ahí, siempre con la frente en alto, guiándonos en el camino hacia una mejor versión de nosotros. Guiándonos hacia el sol.

¿Y sabes cual es la mejor parte? Tú también puedes ser Superman. No necesitas un traje colorido, la fuerza de cien hombres o ser más rápido que una bala,  pues mientras tengas dentro de ti el férreo deseo de ver en otros sólo sus mejores cualidades, perdonando sus defectos y siempre inspirándolos a dar lo mejor de sí mismos día con día, tú ya eres Superman. Y este pequeño tributo es para ti.

6858599-superman-logo-wallpaper

Lecturas recomendadas:

  • “Action Comics #1” – Jerry Siegel (guión) Joe Shuster (ilustrador)
  • “Whatever Happened to the Man of Tomorrow?” – Alan Moore (guión) Kurt Swan y George Perez (ilustradores)
  • “Supergods: What Masked Vigilantes, Miraculous Mutants and a Sun God from Smallville Can Teach Us About Being Human” – Grant Morrison.
  • “Superman: Peace on Earth” – Paul Dini (guión) Alex Ross (ilustrador)
  • “The Death of Superman”- Dan Jurgens (guión) varios ilustradores.
  • “Superman: Secret Identity” – Kurt Busiek (guión) Stuart Immonem (ilustrador)
  • “Superman: Red Son” – Mark Millar (guión) varios ilustradores.
  • “Kingdom Come” – Mark Waid (guión) Alex Ross (ilustrador)
Anuncios

¿Por que amamos a Batman?

GalleryBatman75_1900x900_BM02_53333f0b095304.20275070

Para quienes seguimos las aventuras de Batman a través del formato de historieta, sus adaptaciones cinematográficas o sus series animadas, la respuesta a la pregunta que le da título a esta nota es por demás sencilla: Amamos a Batman porque es INCREÍBLE, así que no esperen leer en las siguientes lineas algo que no sepan de antemano. Pero existen almas desafortunadas que necesitan ser evangelizadas, y es deber sacrosanto de quien escribe predicar la palabra de nuestro Caballero Oscuro.

El personaje creado Bob Kane y Bill Finger, quien tuvo su primera aparición en las páginas de Detective Comics #27 y que cumple 75 años este día, es sin lugar a dudas uno de los superhéroes mas queridos en la historia de los comics. ¿Pero como logró capturar nuestra atención durante mas de siete décadas? ¿Cuales fueron los factores que lo convirtieron en el icono de la cultura popular que es hoy? A continuación, desgloso brevemente algunas de las características del personaje que considero fueron piezas clave en su ascenso a la fama y fortuna (de sus creadores, claro).

  batmanthumb

Sus tragedias personales: La cruzada de Bruce Wayne como el oscuro protector de Gotham inició con una de las desgracias mas grandes en la vida de cualquier ser humano: el asesinato de sus padres. La muerte de un progenitor es un acontecimiento impactante que hundiría a muchos en el abismo de la depresión y locura. Pero no a Wayne, pues esta tragedia se convirtió en el principal motor en su lucha contra las fuerzas del mal. Sin embargo, esa desgracia no fue la única en plagar la vida del Encapotado, pues varios años después su compañero Jason Todd (el segundo Robin) moriría a manos de Joker, e incluso su propio hijo, Damian Wayne, se convertiría en la víctima mas reciente a manos de sus adversarios. A pesar de todo esto Batman continúa buscando la paz y la justicia en Gotham, lo que nos demuestra lo importante que resulta continuar luchando por lo que creemos correcto aún cuando todo parezca no estar a nuestro favor.

2146249-batman_villains_by_hta3ci

Su galería de enemigos: Ningún personaje puede llamarse a si mismo “superhéroe” sin tener en su contra a un grupo de individuos que busquen cometer fechorías y a los cuales detener. El Encapotado cuenta con una galería de excentricos villanos con quienes medir fuerzas en dosis constantes. Desde Riddler, que con sus acertijos pone a prueba la inteligencia y habilidades detectivescas del Murciélago, hasta el mismo Joker, quien repetidamente busca llevar a Batman al borde de su propia cordura, esta amalgama de adversarios es sin lugar a dudas la mas diversa e interesante en todo el universo de los comics.

Su (bati)familia: Así como la lista de enemigos del Hombre Murciélago resulta extensa y peculiar, también lo es la de sus aliados. Todos ellos comparten la sed de justicia y el coraje de Batman, y la mayoría lo considera una figura paterna, un guía y mentor. La relación del Caballero Oscuro con sus protegidos crea dinámicas interesantes, las cuales a su vez revelan distintas facetas psicológicas del personaje principal. Todos ellos brindan cierto nivel de humanidad a Bruce Wayne, rescatándolo de las garras de la obsesión y la amargura cuando su peligrosa cruzada lo pone cara a cara con los horrores de una ciudad violenta y caótica.

0.-Batman-2

Sus artistas: Los escritores que han desarrollado historias para Batman a través de los años se cuentan por decenas. Algunos de ellos, tales como Grant Morrison o Frank Miller, crearon tramas tan complejas e impactantes que a pesar del paso del tiempo aún se conservan intactas en la memoria de sus lectores. todos ellos han agregado características nuevas al cada vez mas extenso mito del Murciélago, revitalizando la franquicia y llevándola hacia direcciones inesperadas, únicas. Por su parte, dibujantes y coloristas como Jim Lee o Neal Adams, entre muchos, muchos otros, contribuyeron a darle vida a estas historias mediante sus trazos.

Su chingonería: A falta de un mejor término, Batman es un chingón. Su entrenamiento en diferentes estilos de artes marciales, sus habilidades estratégicas y de mando, sus capacidades como detective e investigador y su disciplina mental y física son características que muchos de nosotros moriríamos por poseer. El Caballero Oscuro es una figura que invoca respeto y admiración, un modelo a seguir para millones de lectores alrededor del mundo.

13103813

Su humanidad: Finalmente, el punto que considero mas fuerte a favor del personaje. El universo DC está inundado de superhéroes que poseen poderes y habilidades mas allá de lo imaginable: Piel de acero, anillos mágicos, fuerza extraordinaria, telequinesis o la capacidad de volar. Batman no posee ninguna de estas características, pero las reemplaza con un férreo sentido de justicia, coraje, constancia y perseverancia. Como todo ser humano, el Murciélago ha sucumbido en mas de una ocasión ante sus debilidades y miedos, pero también ha sabido levantarse y seguir adelante, luchando por lo cree correcto y arriesgándolo todo por el bienestar del prójimo. Y eso, en mi opinión, es lo que define a un superhéroe.

Y esa es mi lista de razones por las cuales Batman se convirtió en la figura que es actualmente. Si crees que omití alguna siéntete libre de hacermelo saber en la sección de comentarios o enviandome un mensaje a través de twitter. No olvides visitar mi otro blog, donde escribí una lista con mis historias y sagas favoritas de Batman.

Lecciones de vida y videojuegos I: Final Fantasy y el miedo al fracaso

Final-fantasy-banner

Si existe una franquicia de videojuegos que captura todas las razones por las que soy fanático de este medio interactivo, esa sin duda es Final Fantasy. Cada uno de los títulos de la serie que he tenido la oportunidad de probar se han convertido en un viaje a través de mundos fantásticos donde de la mano de personajes entrañables descubro una historia épica, llena de conflictos, ambición, guerras y sacrificios; pero también de aventura, romance, unión y lucha.

Pero mas allá de todo eso, fue gracias a Final Fantasy que reconocí un error importante no solo en mis hábitos videojueguiles, sino en mi vida diaria.

“Existe una característica que comparten la mayoría de los juegos del género RPG japoneses, una mecánica conocida como grinding, que consiste en recorrer el mundo en busca de enfrentar enemigos y así ganar puntos de experiencia, dinero, y alguno que otro artículo. Aunque el hecho de “grindear” en un juego RPG no es estrictamente necesario, ya que no ayuda a progresar en la historia del juego, si es de extrema utilidad para subir el nivel a tus personajes, hacer que estos adquieran mas fuerza, destreza y habilidades para enfrentar a los monstruos a los que sí debes derrotar de manera obligatoria.”

Después de terminar la versión remasterizada de Final Fantasy VII, que salió a la venta para PC a finales del año pasado, me propuse repetir esa increíble experiencia y jugar hasta el final todos y cada uno de los títulos de la serie que estuvieran a mi alcance. Comencé con Final Fantasy VI, juego que de acuerdo a muchos, es la mejor entrega de la franquicia. Recorrí junto a Locke y Terra ese mundo extenso en el que se desarrolla la aventura, conocí a muchos personajes que se unieron a mi equipo, me emocioné con escenas como la que ocurre en la Opera. Todo apuntaba a que sería una travesía que me mantendría adherido al juego de principio a fin.

Pero un día, me detuve.

Por alguna razón empecé a encontrar al título monotono, repetitivo, y en pocas palabras, aburrido. ¿Como era esto posible, si FFVI es la quintaescencia de los juegos RPG, genero que amo tanto? “Quizá tengo que jugarlo un poco mas para llegar a lo realmente interesante” pensé. Continué con la aventura cada vez con menos excitación, hasta que al final, pocos días después, lo abandoné por completo.

Pero no estaba dispuesto a hacer a un lado mi propósito de jugar todos los juegos de Final Fantasy que pudiera, y decidí continuar con Final Fantasy IX, la tercer entrega de la serie para la consola Playstation. En mi opinión, FFIX es el juego definitivo de la serie, sus gráficas, su historia, sus personajes, su música, sus mecánicas de juego, todo se compagina de forma perfecta para crear uno de los títulos mas sublimes en el mercado de los RPG nipones. Tras un par de horas de jugarlo, estaba completamente seguro de que esa sería una de las experiencias videojueguiles mas extraordinarios de mi vida.

Pero un día, me detuve.

Empezó a convertirse en un patrón: encontraba un juego que me llamaba la atención, me enamoraba de él por un par de semanas hasta que poco a poco comenzaba a aburrirme, después lo abandonaba y me lanzaba a buscar el siguiente. Breath of Fire IV, Chronno Cross, Vagrant Story, Legend of Dragoon, la lista se hacía cada vez mas y mas larga. ¿Por que? ¿por que perdía el interés tan pronto?

Fue hasta que conocí Final Fantasy Tactics Advance, el spin-off de la serie lanzado para el GBA, que decidí analizar mis patrones de juego y encontrar la respuesta, y fue así como me di cuenta que pasaba horas enteras “grindeando” en el juego con tal de subir de nivel, lo cual es perfectamente normal y válido, pero lo hacía hasta el punto en que tenía un nivel tan alto que los enemigos a los que enfrentaba ya no eran mas un reto. Sin embargo, seguía ahí, enfrentando a enemigos a los que derrotaba de forma demasiado sencilla. Repitiendo el proceso una y otra vez. Cuando llegaba el momento de avanzar, de enfrentar los retos que de verdad importan, daba media vuelta y buscaba algún otro monstruo de nivel bajo para derrotarlo fácilmente. Buscaba la victoria fácil, y al no salir de mi zona de comfort el juego se volvía aburrido y repetitivo rápidamente.

Ya no se trataba de grindear, se trataba de ganar. Se trataba de no enfrentar a los retos mayores por miedo a no ganar.

Por miedo a fracasar.

Hace poco mas de dos años, por bajas calificaciones tuve que abandonar la Universidad donde estudiaba Ingeniería en Sistemas Computacionales. Desde el primer semestre me di cuenta que sería un reto casi imposible para alguien que nunca en su vida ha dado una en terrenos como la aritmetica y el algebra. Lo intenté, y fallé. Desarrollé desde ese entonces un miedo subliminal al fracaso, a los retos difíciles. Encontré un trabajo, con mala paga y ninguna oportunidad de crecimiento, pero tan sencillo que a pesar de odiarlo profundamente, de aborrecer cada día que asisto y morir un poco por el tedio y aburrimiento que me provoca, me siento a gusto en él. Estoy en mi zona de comfort. Estoy ahí porque es tan sencillo que no puedo fallar, no hay derrotas, pero tampoco victorias. Solo son pruebas sencillas para las que estoy sobrecalificado. He estado grindeando en ese lugar por mas de 24 meses.

Desarrollé también cierta aversión a las relaciones personales. Amistades o romances, todo se quedó en esa pausa etérea desde aquella gran derrota. Porque en las relaciones también se puede fracasar, también se cometen errores que pueden terminarlo todo.

Mentiría al decirles que un videojuego me ayudó a mejorar mi vida. Los juegos de video, al igual que el cine y la música, son formas de expresión, de entretenimiento, así de sencillo. Pero Final Fantasy fue el juego que desató esa cadena de pensamiento que me llevó al autodescubrimiento, a analizar mis patrones de conducta y darme cuenta de que era lo que estaba haciendo mal, y fue fácil extrapolar esas ideas y adaptarlas a mi situación actual. Mentiría también al decirles que ha vencido ese miedo. Pero lo estoy intentando. A partir del 26 Agosto de este año volveré a la universidad a concluir una carrera. Será un camino largo que seguro estará lleno de retos difíciles, seguro cometeré errores y fracasaré en algún momento, pero sé que estoy mas que preparado para este nuevo reto.

Porque he estado grindeando por mas de 24 meses, y es hora de enfrentar al jefe final.

En contra de la etiqueta “geek”

El pasado domingo Youtube dio por finalizada la llamada “Geek Week” un evento que tuvo una duración de una semana y en el que el sitio expuso a los canales mas importantes dedicados a la tecnología, los videojuegos, los comics, la ciencia ficción, y muchos otros temas que pueden catalogarse dentro de lo “geek“. El canal encargado de presentar contenido relacionado a los juegos de video fue Polaris, otrora conocido como The Game Station.

Nacido en 2007 como una filial de The Station, TGS era un red enfocada en patrocinar otros canales dedicados a los videojuegos, así como ofrecer contenido original relacionado a este medio. Recientemente, la red decidió mudarse a un nuevo espacio, bajo el nombre de Polaris. Con el nuevo nombre llegó también un cambio de perspectiva; la red ahora busca presentar canales no solo enfocados a los videjuegos, sino también a la tecnología, los comics, la ciencia ficción, y muchos otros temas que pueden catalogarse dentro de lo “geek

¿Notan un patrón aquí?

Traigo estos dos temas a la mesa porque son un claro ejemplo de un movimiento que está ocurriendo dentro de los principales medios de difusión electrónica a nivel mundial: la invasión de la cultura geek, ese grueso de la población amante de los productos de animación japonesa, el espacio, los gadgets, la tecnologia, etc. etc. El boom de las redes sociales ha cooperado en extender esta cultura, y hoy son muchos los medios a lo largo y ancho de internet enfocados en compartirla.

Está de mas explicar el papel de los videojuegos en la cultura geek. Desde hace años, esta forma de entretenimiento electrónico se ha alzado como uno de los principales pilares en la subida de este fenómeno. El crecimiento exponencial de la industria videojueguil en los últimos años y el auge de la cultura geek no son coincidencias. Ambos van de la mano.

El problema aquí radica en que con la explosión de esta cultura se están disminuyendo los espacios dedicados exclusivamente a los videojuegos. Aplaudo la diversidad, aplaudo que se busque ofrecerle a los videntes mas formas de entretenimiento, pero ¿y donde quedamos los gamers? ¿donde quedamos ese grupo de personas a los que nos gustan los videojuegos pero que no nos interesa saber que app de iPhone está de moda este mes o que ocurrió en el episodio de Dr. Who de la semana pasada?

Así como Polaris, existen decenas de sitios web que poco a poco han ampliado su perspectiva con tal de lograr atraer mas lectores/videntes. Kotaku, uno de los blogs de videojuegos mas populares en el mundo, ha cambiado paulatinamente su enfoque, incluyendo cada vez mas noticias relacionadas al anime y la cultura asiática en general.

Por parte de los medios, existe obviamente una razón monetaria para exponer de esta manera lo “geek“. Series como The Big Bang Theory y el éxito de cintas inspiradas en comics como X-Men o The Avengers demostró al mundo que la cultura de los que antiguamente eran llamados “nerds” o marginados sociales es también un mercado explotable y bastante redituable. Irónico y hasta hipócrita que ahora los medios intenten capitalizar formas de entretenimiento a las que antiguamente bastardizaba. Pero eso da para una entrada completamente distinta a esta.

La industria de los videojuegos se expande cada vez mas. Las ventas de títulos como Call Of Duty o Super Mario Bros demuestran la importancia de los juegos de video hoy en día. Es un medio tan grande como para merecer su propio espacio, no para ser arrojado en un costal junto a otros temas. Apuesto que una situación parecida es a la que se enfrentan los fans de otros medios como la animación japonesa o los comics. Apuesto que muchos de ellos se encuentran en una situación similar a la mía, apuesto que ellos también se rehúsan a ser un bulto mas en el costal.

En mi opinión, la única solución adecuada sería la desaparición total de la etiqueta “geek“, que tanto daño le ha hecho a las formas de entretenimiento alternativas. Desaparecer ese costal proverbial y enfocar espacios 100% al desarrollo de temas específicos. Hacerle justicia a cada uno de ellos, mostrarlos bajo una nueva luz. Respetar a cada audiencia y no catalogarla como “ese montón de gente a la que le gustan este montón de cosas”. Porque incluso a los que no nos gustan las mismas cosas que a los demás, no nos gustan las mismas cosas entre nosotros.

Quiero creer que llegará ese día. Por hoy, no me queda mas que esperar y buscar en Kotaku alguna noticia que me llame la atención. ¿Cuando llegarán a entender que los fanáticos de los videojuegos no somos necesariamente fans de la animación japonesa y similares?

Por cierto ¿ya leyeron mis primeras impresiones de Attack On Titan?

Sobre mi amor por la saga Legacy of Kain

Como les comenté en mi nota sobre el posible nuevo título de Legacy of Kain, soy fan de la saga desde que conocí su segundo episodio, Soul Reaver. Cabe mencionar que SR fue el primer juego de la quinta generación de consolas que tuve la oportunidad de presenciar. Especificamente, Playstation. Ese título fue mi salto de las consolas de 16 bits a los 32 bits, de los pixeles a los poligonos, del 2D, al 3D. Recuerdo el momento exacto en el que conocí por primera vez al vampiro Raziel; un amigo mio me llamó para presumirme su recién comprada consola, y antes de que pudiera ponerme sandalias, ya estaba yo en la puerta de su casa, listo para adentrarme en una nueva aventura videojueguil.

Soul Reaver me recibió con una escena cinemática impresionante, en la que la voz en off de Raziel narraba como su padre, el vampiro Kain, gobernaba como un tirano sobre el decadente reino conocido como Nosgoth. Tras desobedecer a su creador, Raziel es condenado a arder eternamente en las aguas del Lago del Abismo. Pero en lo mas profundo del precipicio, una potente voz lo despierta de su letargo, y lo insta a regresar a la superficie y buscar venganza.

Durante los años posteriores al dichoso día en que Legacy of Kain y yo cruzamos caminos, me adentré cada vez mas en la mitología creada por esta fantástica saga. Jugué y rejugue decenas de veces cada una de las entregas que aparecían en el mercado.  Pasé horas enteras en sitios web como LegadodeKain.Net, absorbiendo toda la información que aparecía en la página de la misma manera que Raziel devoraba las almas de sus enemigos.

Pero todo lo bueno tiene un fin, y el final de la saga Legacy Of Kain llegó en 2003, con la llegada de Defiance. Un final poco satisfactorio, que se sentía mas como un intento desesperado de terminar con una serie que venía dando tumbos desde sus últimas dos entregas. Que dejó mas cabos sueltos que atados.

Durante diez años los fans nos quedamos con nuestras propias teorías, nuestra propia imaginación se convirtió en el guionista de ese ilusorio sexto capítulo de la saga. Pero el destino de sagas como Legacy Of Kain es permanecer. Las voces que clamaban un nuevo título de la serie seguían gritandolo a lo largo y ancho de la red. Y alguien escuchó.

Diez años después, Raziel, Kain y Nosgoth vuelven a ser noticia. Las pistas encontradas en numerosos puntos de internet no dejan lugar a dudas, un nuevo juego relacionado con la serie está mas cerca que nunca de ver la luz. La pregunta es ¿que sigue para Kain y compañía? ¿que le depara el destino a los habitantes de Nosgoth tras la Caída de los Nueve Pilares?

Es la opinión de quien escribe que Legacy Of Kain necesita un reinicio. Tras cinco títulos y una vasta colección de eventos y sucesos, se creó una linea argumental enorme que sería casi imposible de digerir para una nueva generación de videojugadores. Y si a esto le añadimos los errores de continuidad que de por si tiene la saga (estoy mirándote a ti, Blood Omen 2) tenemos como resultado que un reinicio sería la solución ideal. Mantener la profundidad de los conceptos que rodean a la serie, tales como el Destino, la naturaleza humana, la inmortalidad desde el punto de vista filosófico, las lineas temporales y los viajes en el tiempo, pero sin cargar el peso de una continuidad tan extensa.  No dejar que el argumento tenga mas importancia que los mismos protagonistas.

Las conferencias del E3 están a la vuelta de la esquina, y todo apunta a que un avance sobre este nuevo título será mostrado la siguiente semana. Habrá que esperar unos meses para ver el producto finalizado, así que el tiempo dirá si este nuevo Legacy Of Kain logra satisfacer las expectativas de quienes hemos esperado por diez años una nueva entrega de la franquicia.

Curioso, justo ahora me llega a la cabeza una frase dicha por el mismo Kain, tras descubrir a la poderosa espada Soul Reaver olvidada en lo mas profundo de la Catedral Abernus:

“El tiempo desvanece incluso a las leyendas”

Te equivocas amigo, te equivocas.